Buscar
  • Corporativo Brego

Diversidad e inclusión en las empresas

Anteriormente en las políticas de la empresa quedaba establecido que todos, incluyendo las minorías, debían tener la oportunidad de ser invitados a trabajar, pero esto no se llevaba a la práctica. La inclusión, por su parte, simplemente se manifestaba con la convivencia respetuosa hacia las minorías.




Sin embargo, con los movimientos recientes que potencian la aceptación e inclusión de la comunidad LGBT+, de personas de distintas etnias, de profesionales jóvenes y no tan jóvenes, de distintas nacionalidades y de la igualdad de género, hoy la diversidad e inclusión toman un nuevo protagonismo dentro de la organización.


Aún así, estas estrategias pueden fracasar con facilidad por una razón: tener una gran diversidad entre los colaboradores no es suficiente si las personas que la conforman no se sienten bienvenidas. En otras palabras, es necesario tener una fuerza laboral diversa pero también una cultura de trabajo inclusiva para que todos vayan en la misma dirección dentro de la empresa.


Por eso, te recomendamos 5 formas en las que puedes potenciar la inclusión y la diversidad en las estrategias internas:


1. Revisar la cultura empresarial


Este paso constituye la línea base. Un requisito indispensable es el desarrollo de una cultura al interior de las empresas lo suficientemente abierta y libre de prejuicios como para comprender diferencias de cualquier tipo. Esto significa la incorporación de los principios fundamentales de la inclusión en los procesos y en toda la organización para que la diversidad y la inclusión sean parte de todo lo que se hace.


2. Gestionar las habilidades individuales


La posibilidad de aprender de diferentes perspectivas es fundamental para tener éxito en el entorno actual y ofrecer las mejores soluciones para los clientes. Esto requiere que cada colaborador incorpore conductas en la cotidianidad que traduzcan la cultura en hechos reales. Invite a las personas a reflexionar con preguntas como: ¿Soy consciente de mis propias preferencias y prejuicios? ¿Busco activamente perspectivas diferentes a la mía? ¿invito a mi equipo a contribuir y participar en formas que sean consistentes con sus propias fortalezas y estilos?, ¿puedo adaptar mi propio estilo para trabajar eficazmente con los demás?


3. Personaliza los beneficios y los reconocimientos


Partir por reconocer que la fuerza laboral no es homogénea y que una única solución no estará acorde a todos es crucial para potenciar estrategias inclusivas. Por ejemplo, una colaboradora joven en tu organización no valorará de la misma forma un beneficio de embarazo cuando no tiene pensado tener hijos en el futuro cercano. Tal vez, sus intereses estén más acordes a descuentos en clases de yoga. Cubrir las necesidades y requerimientos específicos y personalizar la entrega de beneficios ofreciendo una diversa gama es una buena idea para potenciar la diversidad.


4. Potencia el cambio cultural


Toda organización tiene normas y sistemas que, incluso por ley gubernamental, exigen la diversidad laboral y la inclusión de minorías. Sin embargo, es imperativo que exista un proceso de cambio cultural integral que vaya de la conciencia hacia la acción y la responsabilidad. Debemos alentar, apoyar y exigir no solo nuevos comportamientos sino también la rendición de cuentas de los líderes de la organización.


5. Permite la representación de las minorías en el liderazgo


La construcción de una cultura inclusiva es responsabilidad compartida de los empleados, gerentes y líderes organizacionales. Sin embargo, el rol de los líderes sigue siendo esencial. Son ellos los que deben ser justos a la hora de contratar, asignar trabajo, evaluar compensaciones o realizar promociones; además de preocuparse por que los managers hagan lo mismo. Que los líderes representen a las minorías, no solo contribuye a contratar y gestionar una fuerza laboral más inclusiva sino que también contribuye a la estrategia del negocio.


En cada empresa debe permitirse la participación de mujeres y hombres sean o no miembros de la comunidad LGBT+. Se deben abrir espacios para la diversidad de etnias, nacionalidades, generaciones, creencias, clases sociales y gustos. Entre más letras generacionales haya mejor: desde baby boomers hasta los talentos más recientes de la generación Z. Solo así, podremos crear y mantener una verdadera organización diversa e inclusiva para mejorar la experiencia de todos los colaboradores.


Aprovechar el poder de la diferencia no es tan sencillo como puede parecer. Una gestión exitosa de la diversidad requiere un intenso trabajo y un monitoreo constante de las acciones implementadas y los impactos que genera, que sin duda serán beneficios para la empresa.


También te puede interesar ¿Cómo medir el éxito en acciones de Recursos Humanos?.

14 vistas
Logo Brego Recursos Humanos.png

CONTACTO

Guadalajara Jal.         Tel: 01 (33) 2001 5353

Ciudad de México     Tel: 01 (55) 6845 8868

Querétaro                    Tel: 01 (442) 800 0058

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

facebook.png
instagram_2x.png
twitter.png
youtube_2x.png
linkedin_2x.png
whatsapp.png

© 2020 Corporativo Brego. Todos los derechos reservados.

© 2020 Creado por Gonter